domingo, 20 de septiembre de 2009

lo que viene, lo que viene...


Hoy Martín Piqué en Página 12 habla de la agenda de gobierno y la permanencia de una coalición de centroizquierda en el Congreso que permita seguir avanzando en temas que profundizen el modelo.

Uno de los temas; una nueva Ley de entidades financieras.
Carlos Heller habla de su propuesta.

He dicho durante la campaña que una nueva ley de entidades financieras era una cuestión prioritaria, y que una de mis primeras medidas como diputado iba a ser llevar un proyecto al Congreso. ¿Las razones? Uno podría encontrar similitudes con la Ley de Radiodifusión”, comparó Carlos Heller. Para el titular del Banco Credicoop y legislador electo, “ambas leyes tienen que ver con el modelo económico que la dictadura trató de instaurar. La ley de entidades financieras fue, según dijo el propio (José Alfredo) Martínez de Hoz, una piedra fundamental de su proyecto”.

–¿Qué estableció?

–Un régimen de absoluta libertad para los bancos, que se resume así: pueden hacer todo aquello que no tengan expresamente prohibido. Nosotros decimos que la actividad financiera debe ser entendida como un servicio público. Una actividad sujeta a regulaciones.

–¿Cómo definiría al sistema financiero actual?

–Si uno se fija en el sistema financiero que tenía la Argentina antes del golpe de Estado y el que tuvo después, va a ver que la banca pública se achicó, que muchísima banca pública provincial directamente desapareció y que hubo un crecimiento significativo de la banca extranjera. Todos fenómenos que se dieron en el marco de esa ley que es sumamente permisiva.

–La ley fue modificada en democracia.

–Pero en lo sustancial no cambió.

–¿Cómo debería ser una nueva ley de Entidades Financieras?

–Debería definir claramente el concepto de servicio público. Se debería cambiar el sujeto de la ley, porque en la ley actual el sujeto son las entidades, y en el proyecto en el que nosotros estamos trabajando el sujeto son los usuarios. Intentamos crear un marco que defienda los derechos de los usuarios de los servicios financieros, las empresas pequeñas y medianas, la economía social, las personas, etcétera.

–¿Usted está trabajando en el proyecto que presentaría el Poder Ejecutivo?

–No, estoy trabajando el proyecto que quiero presentar cuando asuma. El concepto central es que el servicio financiero es un servicio igual que el del agua, la luz o cualquier servicio público que una familia necesita tener. El que haga un mapa de las redes de sucursales, verá que hay lugares del país donde sólo hay banca pública o cooperativa. En general, la banca internacional sólo está concentrada en los grandes centros urbanos. Entonces, una ley debería también regular esto para asegurar una cobertura universal del servicio.

–¿Cuáles son los riesgos de una reacción financiera si se presentara un proyecto de reforma?

–No veo riesgos. ¿Por qué habría riesgos de tener un sistema financiero más inclusivo, más cercano a la gente?

–¿Qué opina de la posibilidad de que el Ejecutivo presente un proyecto propio antes del 10 de diciembre?

–Lamentaría no poder participar y acercaría con gusto lo que estamos elaborando, trataría de contribuir al contenido que tenga ese proyecto.

2 comentarios:

MONA dijo...

Gracias por abordar este tema. Parece que Heller sabe de lo que habla. Es un hombre que inspira confianza... fijate que en la carta que le hece Mempo Giardinelli a Pino S., en la cual lo trata de compañero, se refiere a que el escritor tenía la esperanza que el político hiciera causa común con Heller en Capital. Lo dice así exactamente: "Y aunque no vivo en Buenos Aires, probablemente hubiese estado entre los que alentaban su acercamiento a Carlos Heller para las elecciones del 28 de junio, que pudieron significar –de haber ido juntos– la sepultura del macrismo"
Entoces, vamos por la Ley de intidades financieras!!!
Te saludo

burgues asustado dijo...

vamos por todo lo que se pueda para mejorar la calidad de vidad de tod@s! un abrazo Mona.