miércoles, 11 de noviembre de 2009

El burgués baja...


un cambio y les deja una cancíón...yo se las dedico a tod@s los que creen en el cielo y en la tierra, un poco de sensibilidad para un blog existencialista pero profundamente optimista.

PALOMA- Andrés Calamaro.

Mi vida fuimos a volar


con un solo paracaídas

uno sólo va a quedar

volando a la deriva



Vivir así no es vivir

esperando y esperando

porque vivir es jugar

y yo quiero seguir jugando



Le dije a mi corazón

sin gloria pero sin pena

no cometas el crimen, varón

si no vas a cumplir la condena



Quiero vivir a veces

para poder olvidarte

quiero llevarte conmigo

y no voy a ninguna parte



No te preocupes, Paloma

hoy no estoy adentro mío

tu amor es mi enfermedad

soy un envase vacío



No te preocupes Paloma

no hay pájaros en el nido

dos ilusiones se irán a volar

pero otras dos han venido



Si me olvido de vivir

colgado de sentimientos

voy a vivir para repetir otra vez

este momento



Te bajaría del cielo, mujer

la luna hasta tu cama

porque es muy poco de amor

sólo una vez por semana



Puse precio a mi libertad

y nadie quiso pagarlo

te cambio tu corazón por el mío

para mirarlo y mirarlo



Ampas de gloria, mujer

quiero un pedazo de cielo

para invitarte a dormir

en la cama o en el suelo



un sacrificio ritual bien o mal

yo quiero hacerle a mi estrella

sin principio ni final

no quiero vivir sin ella



Quiero vivir a veces

para poder olvidarte

quiero llevarte conmigo

y no voy a ninguna parte



No te preocupes, Paloma

hoy no estoy adentro mío

tu amor es mi enfermedad

soy un envase vacío



No te preocupes Paloma

no hay pájaros en el nido

dos ilusiones se irán a volar

pero otras dos han venido

2 comentarios:

Ateneo Jauretche dijo...

ACERCA DE LA CRISPACIÓN Y EL CONFLICTO


Quienes integramos el Ateneo Jauretche vemos con preocupación el clima de confrontación que se ha querido instaurar desde hace un tiempo en nuestro país, provocado por situaciones de tensión tanto en el espacio público como a través de las diversas declaraciones que dirigentes de la oposición han venido vertiendo en los diversos medios de comunicación masivos.



Entendemos que esta situación, que los mismos medios, la Iglesia Católica Argentina, diversas entidades patronales y partidos de la oposición han denominado de "crispación social", es el resultado de una amplificación constante y pertinaz de los reproductores mediáticos del caos y el desorden institucional, buscando cristalizar un escenario de confrontación y crisis, que persigue el único objetivo de debilitar el avance popular que encarna la acción del gobierno.



La situación de conflictos por salarios, por representación sindical, el pedido de organizaciones sociales por su inclusión en los programas de gobierno o cualquier otro reclamo popular ha sido el resultado de una situación de avance de estos sectores en el marco del amparo y la legitimidad que le brindó siempre el gobierno popular. La progresividad de cada uno de estos conflictos ha sido consecuencia de la dinámica misma que significa la pelea por mayores ingresos y ha sido animada reiteradamente por nuestro gobierno. Es la conflictividad de un país que crece y que concibe como legítimos estos reclamos, gracias a la paciente pelea que se viene realizando desde hace años en la argentina.



El conflicto social, tal como lo concebimos nosotros, es el resultado de la inconformidad de los sectores populares a vivir una vida de indignidad en un país donde la concentración económica es aún una realidad. El conflicto social es el resultado de la deuda que todos lo argentinos tenemos por construir una patria para todos.


La generación de trabajos directos mediante la organización de cooperativas y la asignación universal para nuestros pibes recientemente lanzada por el gobierno, son el resultado de un largo trabajo en pos de la inclusión de todos los sectores postergados que aún existen en nuestra patria. Es la tarea central que el gobierno y las organizaciones que lo componen han encarado desde el primer día.



Quienes somos conscientes de esto, entendemos que es gracias a la conflictividad que emana de los justos reclamos del pueblo desde donde nos nutriremos para seguir avanzando. Es gracias a la combinación de la demanda popular en articulación con la acción de gobierno, donde hemos logrado los mayores avances. Pero también sabemos que cada vez que en nuestro país se pudo articular un proyecto de nación, popular y transformador, han existido sectores funcionales a las estrategias del enemigo. Sectores que a través de su vanidad política ejercen el estereotipo del “compromiso con los pobres” más por la palabra que en la acción cotidiana y aún sabiendo los límites que se atraviesan, han dispuesto cruzar la línea y dejarse conducir por los grupos concentrados de la economía y la comunicación en la argentina. Sectores que esperan que Clarín los aplauda para conseguir un puntito de rating en su “carrera política”. A ellos, les pedimos reflexión y grandeza para percibir el proceso en su justa dimensión y lograr entre todos la argentina justa y soberana que nos merecemos.



Ateneo Arturo Jauretche

dreamerchinn dijo...

q linda canciónn!
tenemos la misma onda musical burgues!
besoos