martes, 29 de diciembre de 2009

Diez puntos de acuerdo por la seguridad democrática.

Las respuestas estatales autoritarias e ineficientes frente al delito y la fuerte dosis de exclusión y violencia que domina el debate público y orienta muchas de las acciones del Estado en la materia exigen una discusión abierta y pluralista, capaz de alcanzar acuerdos básicos sobre políticas democráticas de seguridad que atiendan las legítimas demandas de la sociedad.

Esta situación exige instituciones de seguridad comprometidas con valores democráticos y el rechazo a políticas demagógicas e improvisadas, dirigidas a generar expectativas sociales en la eficacia de medidas abusivas que sólo agravan el problema y reproducen la violencia.



1 El Estado frente al problema del delito

En nuestro país, la acción del Estado frente al incremento de la violencia y el delito se ha limitado mayormente a respuestas facilistas y autoritarias que consolidaron la ineficacia policial, judicial y penitenciaria.
En los últimos años, algunos procesos de reforma de las instituciones de seguridad tuvieron resultados favorables, pero fueron interrumpidos para volver a políticas de probado fracaso.

2 El engaño de la mano dura

Las políticas de mano dura no han reducido el delito, han aumentado la violencia y, en algunos casos, hasta han amenazado la gobernabilidad democrática.
La delegación de la seguridad en las policías, el incremento de las penas, el debilitamiento de las garantías y las políticas centradas en el encarcelamiento masivo basado en la prisión preventiva son los ejes recurrentes de estas políticas de mano dura.
Los reiterados fracasos de estas políticas han sido utilizados para insistir con las mismas recetas, en una espiral irresponsable que nunca rindió cuenta de sus resultados.
Esta sucesión de intervenciones erradas ha constituido un impedimento para la profesionalización de las policías y ha potenciado la acción de redes de ilegalidad en las que intervienen funcionarios públicos.

3 Responsabilidad del Estado

El Estado tiene la responsabilidad de asegurar a la población el libre ejercicio y goce de sus derechos. La construcción de una ciudadanía respetuosa de la ley es el camino indicado, pero si la ley resulta quebrantada, el Estado debe proveer los medios necesarios para individualizar a los responsables y sancionarlos cuando corresponda.
Una adecuada política criminal y de seguridad requiere: una policía eficaz en la prevención, de alta profesionalidad y debidamente remunerada; una Justicia penal que investigue y juzgue en tiempo oportuno a quienes infringen la ley, garantice la plena observancia de las reglas del debido proceso y de la defensa en juicio, y un sistema penitenciario que asegure condiciones dignas de encarcelamiento y de ejecución de la pena con sentido resocializador.

sigue acá.

5 comentarios:

Javier dijo...

Los 10 puntos estan muy bien , pero yo creo que debría haber agregado un punto por la redistribucion del ingreso para que mejorando mucho el indice Gini baje exponencialmente el indice de delitos .

Y otra que esta en la misma linea plan de empleo y capacitacion de jovenes con salida laboral incluida y empleos decentes . Ayer escuchaba una sociologa que decia que mucjhos jovenes trabajan o estudiabn y ademas delinquen para poder comprarse las zapatillas Nike o el último celular. Nada del tema valores culturales que se ven afirmados con una cultura dela ostentacion y que se ve claramente con personas como Ricardo Fort mientras los propios trabajadores de FelFort se quejaban de las condiciones en que trabajan

No se me hubiera gustado alguno de esos puntos tambien orientados mas a la prevencion y las causas del delito

Petaloudes dijo...

Burgués, no te pierdas ésta presentación

http://www.youtube.com/watch?v=dyIumlTINI0&feature=player_embedded

(son cuatro partes, fijate si podés llegar hasta el final, imperdible. ayer lo subí en una entrada).

Javier dijo...

Si Petaloudes yo debi haber citado que habia visto el video en tu blog
que estaba bien interesante
Un abrazo

Petaloudes dijo...

todo bien Javier, ¡gracias!

Anónimo dijo...

La soberbia en hojotas y el GPS a kerosene , así vivimos...
Somos los mejores , porque sábados y domingos
nos emborrachamos de ilusiones
El lunes llega la realidad , sombría y fría como siempre
y del primer trompazo certero ,seguro nos baja dos dientes
Ni las crisis mundiales , ni Estados Unidos , ni los Chinos , ni platos voladores .
Solo , las ideologías nos arruinaron la vida .
Los de afuera y nosotros los mejores
No vale la pena otra editorial de mi parte .
40 años leyendo las mismas noticias , al final aburre .
total para que , nada cambia ...
El éxito nos espera..solo que tarda demasiado no?
Así rueda la rueda chueca en Argentina .
jaker2 (el despotismo ilustrado)
http://blogs.clarin.com/jaker2ilustrado/posts