martes, 19 de enero de 2010

Carta Abierta Venado Tuerto manifiesta...

Ante la conspiración en marcha, se manifiesta

Pagar o no pagar: cómo, con qué y con quién

                        (Esa es la cuestión)

En estos días podemos conocer en vivo y en directo, cómo se hace una OPERACIÓN POLÍTICO MEDIÁTICA y JUDICIAL con el único objetivo de esmerilar a un Gobierno Nacional y Popular. Cuando la Presidente -compañera Cristina Fernández de Kirchner- decide la creación del FONDO DEL BICENTENARIO utilizando las RESERVAS DE LIBRE DISPONIBILIDAD que existen en el BCRA, lo hizo como un modo de garantizar a los acreedores externos que poseen títulos de la deuda externa, que el Estado Argentino está en condiciones de hacer frente a esos compromisos, generando confianza internacional, esa que tanto reclamaban los políticos de derecha, los ‘pitonisos’ de la city y los grandes medios de comunicación a través de sus periodistas insignias (Grondona, Bonelli, Silvestre y toda esa larga lista de alcahuetes del poder financiero internacional).
A esa deuda no la generó este Gobierno, sino por el contrario, fue generada por sus antecesores desde la Dictadura Militar con sus socios civiles (Martínez de Hoz, Cavallo, etc), pasando por el Alfonsinismo y su hiperinflación, el Menemismo con la convertibilidad, la Alianza con el Mega-canje y el blindaje; por personajes que hoy se rasgan la vestiduras, como los senadores Morales y Sanz, que cuando formaron parte del gobierno de De La Rúa permitieron la más brutal fuga de divisas que recuerde nuestra historia.
Esta capacidad de pagar, no es una graciosa concesión, sino que se hace por dos razones fundamentales: lograr que el Estado y las empresas argentinas, sobre todo medianas y pequeñas, puedan acceder a financiación internacional a tasas razonables, y no a los niveles de usura que nos ofrecen. Esto ocurrirá mientras no arreglemos el default con los bonistas que quedaron afuera de la reestructuración de la deuda que –exitosamente- realizó el ex Presidente Néstor Kirchner en el año 2005, con una quita fenomenal, como no ocurrió nunca en el mundo.
La segunda razón, es que el dinero del presupuesto (que también, al igual que las reservas, es de todos los Argentinos) destinado al pago de la deuda, sea direccionado para Obras de Infraestructura (escuelas, caminos, hospitales, centrales eléctricas), para incrementar la cantidad y calidad de la inversión social (Subsidio Universal para todos los menores de 18 años, Cooperativas de trabajo, pago del Repro, asistencia a empresas en problemas, para que no despidan trabajadores, etc.).
También servirá para que el Estado pueda garantizar a los productores agropecuarios, el pago de subsidios a la producción, precio pleno del trigo, créditos a tasa subsidiada, compensaciones por la sequía, etc.
Todo esto, que es profundizar un modelo de país con producción plena, con muchísimo valor agregado, con inclusión social como no hubo en la Argentina en mucho tiempo (hoy tenemos uno de los índices de inclusión más significativos de Latinoamérica), es lo que en realidad le molesta a la oposición Política, Mediática y Judicial. Ellos creyeron que después del 28 de junio, iban a instalar la restauración conservadora, aquella de la pizza y el champán, la de “ramal que para, ramal que cierra”, la de la Banelco, la del descuento del 13 % a los jubilados y a los trabajadores estatales, la del corralito y el corralón, la que confiscó los ahorros, la que produjo más de 30 muertos el 19 y 20 de diciembre del 2001 para tratar de mantenerse en el poder.
Esta oposición que reclama respeto por la instituciones, tiene como mascarón de proa a Cleto Cobos, que es vicepresidente de un gobierno en tanto pretende ser jefe de la oposición, regresando a un partido que lo echó de por vida y hoy quiere tenerlo de nuevo para ver si consigue juntar algunos votos más.
Esta oposición que lastimosamente le chupa las medias al multimedios Clarín -como ayer lo hacía con las grandes patronales del complejo multinacional sojero, y antes, con las dictaduras militares- no tiene prurito en utilizar a una jueza (hija de un militar involucrado en graves violaciones a los derechos humanos durante la última dictadura), para que en horas, disponga que Hernán Pérez, autodenominado Martín Redrado, continúe atornillado al sillón de presidente del BCRA, incumpliendo con dos Decretos Presidenciales que tienen fuerza de ley.
Esta oposición, que también ¿por Izquierda? tiene al inimputable Pino Solanas y sus planteos revolucionarios infantiles, es la que pretende que no triunfe el Proyecto Nacional y Popular que encabeza la Presidente Dra. Cristina Fernández junto al Dr. Néstor Kirchner.
A esa oposición, nosotros le recordamos que el fracaso de los gobiernos, es la derrota de los pueblos. Que si quieren jugar a esto sin que les importe otra cosa que sus apetencias personales y las de los grupos del poder conservador que representan, van a encontrar al conjunto del Pueblo Argentino, a los Trabajadores organizados, Movimientos Sociales, sectores progresistas auténticos y a los militantes que estamos convencidos de este Proyecto Nacional y Popular, leales, activos y movilizados en la defensa del Gobierno de la Compañera Cristina Fernández de Kirchner.

ESPACIO CARTA ABIERTA VENADO TUERTO

No hay comentarios: