domingo, 31 de enero de 2010

Sobre Redrado.

En el exelente blog sobre economía Los 3 chiflados , Larry hace un analisis sobre Redrado el BCRA  la economía y la coyuntura que me parecen muy interesante por la mirada integral del conflicto que armó el golden boy, la reproducimos completa.

Redrado: Juzgó mal y los juzgarán peor


Se pudo ir en septiembre por la puerta grande, vanagloriando ser el presidente del BCRA que junto a Bosch (primer presidente del BCRA) completó los 6 años de su gestión.
Se pudo ir vanagloriando que entró al BCRA con poco más de 8000 millones en reservas y se fue con más de 50.000 millones en Septiembre de este año.
Se pudo ir vanagloriando que administró el BCRA en la mayor crisis internacional, que afrontó un fuerte proceso de salida de capitales en la región, y gracias a una excelente administración no perdió reservas y en ningún momento se disparó el tipo de cambio o se produjo una corrida sobre el sistema financiero.
Se pudo ir vanagloriando que refundó el sistema financiero Argentino, haciéndolo sólido por todos sus frentes. Un sistema financiero que devolvió todos los redescuentos productos de la crisis del 2001, que bajo sistemáticamente su exposición al sector público. Dejando todos los recursos al servicio de la producción y a la oferta del crédito privado. Durante toda su gestión el crédito al sector privado no hizo más recuperase y tomar volumen, aún cuando en 2005/2007 no faltaron quienes criticaban a esta política por considerar que el crédito se expandía demasiado rápido.
Se pudo ir vanagloriando por dejar un sistema financiero apoyado en moneda nacional. Decisiòn del BCRA al Impidir créditos en dólares y desincentivando al máximo los depósitos en moneda extranjera. Uno de los Cepos de la convertibilidad era el descalce de monedas del Sistema Financiero. Cauto, responsable, previsor, gestionando la recuperación monetaria pero pensando como evitar la próxima crisis, durante su gestión el Sistema financiero no hizo más que fortalecerse. Los ahorros en el sistema financiero estuvieron seguro en toda su gestión, Admirable recordando el pasado de sólo una década atrás que arrancò con el plan Bonex y terminò con el corralón y boden 2012, admirable mirando la crisis financiera internacional, Admirable recordando las profunda salida de capitales de 2008/2009.
Y sin embargo todos estos no son ni siquiera sus principales logros. Ello se encuentra en una política monetaria sin aire monetarista como “Inflation Target”, e igualando a la FED de EE.UU., aceptando que la autoridad monetaria tiene mucho que hacer por la recuperación del Empleo y el salario. Que más allá de miradas de corto plazo que entusiasman como cantos de sirena a un naufrago, Redrado jamás puso en duda que podìa hacer mucho por pulverizar el desempleo en la Argentina, para luego ir por un mayor nivel Salarial. Los resultados son elocuentes, la tasa de desempleo nuevamente en un digito, cuando todo argentino se acostumbró a que tener un trabajo era un derecho para pocos, rompiendo mitos y prejuicio sentó las bases para que se difunda el trabajo en Argentina logrando más de 4 millones de nuevos puestos de trabajo por encima del máximo de la convertibilidad, 10% de la población Argentina para quien no valora su impacto en la sociedad).Pero tener desde la institución monetaria el noble objetivo del Empelo como lo tiene la FED en EE.UU., no se limita en cantidad en perjuicio de la calidad y menos del Salario. Todos los empleos, repito, todos los empleos creados en Argentina fueron registrados en el ANSES, al mismo tiempo que hoy el poder de compra del trabajador registrado es mayor que el de la convertibilidad, deflactado por cualquier el índice de precios privado.
Demás está decir que defiendo con uñas y dientes la gestión de Redrado frente al BCRA, que tuvo una política monetaria y cambiaria pro empleo y de acumulación de activos externos, sin nunca descuidar al trabajador, que creó empleo y incrementó su capacidad de compra de hace una década atrás, aún cuando los alimentos no hicieron más que subir en términos reales por la demanda de China e India.


Defiendo la Gestión de Redrado que nunca impuso el “inflation Target” pese a que este golden Boy mamó Chicago como su titulo nos lo recuerda y evitó la ortodoxia que busca imponer el modelo de Brasil o Chile, de poco inflación y poco crecimiento, y mentras menos de ambas, mejor. La paz de los cementerios. Imposición del Consenso de Washington, que ata las manos a la institución y la pone en piloto automático condenado a una política monetaria y cambiaria pasiva. Una politica monetaria que pone en la tribuna al presidente del BCRA para que vea como mejor espectador como capitales externos hacen lo que quieren en tierras que él debería defender.
Defendiendo los casi 6 años de gestión de Redrado, pero su actuar con el Fondo del Bicentenario, no lo comparto.


Por defender las instituciones, esta semana verá como el Congreso lo echa en nombre de las instituciones, y peor, soportará el dedo acusador desde el Ejecutivo y tambièn desde el Congreso. Será la peor semana de Redrado, en soledad y bastardeado por el propio Cobos. Con un nivel de caradurismo al máximo, Cobos será el encargado de decir que Redrado no cumplió con su deberes de funcionario Publico. Que injusta es la vida política.
El que fue votado por el pueblo y desde el primer día se vendió a la oposición defraudando mi voto como el de tantos otros por no cumplir su rol de funcionario público. Este personaje, que seguramente nuevamente le temblará la voz al hablar mal de Redrado, no sólo porque tiene que tomar una decisión sin opinión propia, sino porque sabe que en algún momento el jucio político se le vendrá y será él el que soporte el dedo acusador. Cobos sabe que es él la próxima bruja a quemar, y sin embargo no dudará en juntar paja para prender fuego a Redrado.
El fondo del Bicentenario tiene el noble objetivo de desendeudar al país. Facil de ver que se lleva a cabo, el Gobieno no tomara deuda en 2010 y afrontará los vencimientos con reservas.
Tan simple y noble como ello. Sin embargo, Redrado escuchó a Urquiza dentro del Central, que sin duda lo asesoró mal. Se preocupó por los detalles y perdiò de vista el objetivo.


En mi corta vida vi como un presidente del BCRA no sòlo nacionalizò deuda externa privada y otros tantos financiaron con reservas la salida de capitales, y ninguno de ellos fue preso o juzgado por mal desempeño de funcionario público.


Y Redrado por no aporyar la idea de desendeudar el paìs con el 10% de las reservas, termina en una hoguera, separado de todo el arco político como si tuviera lepra. Que injusta la vida politica, pero también que mal que jugó Redrado su última ficha.


Exceso de Intitucinalismo y falta de pragmatismo, sólo se cavó la tumba para que todos lo escupan.


Mal asesorado. Ahora, en términos políticos, solo le queda hacer “La Gran Loustou”, hablar mal del ejecutivo, tildarlo de loco, déspota y rezar que eso alcance para ayudar a tirar el árbol junto al resto, juntar leña por colaborar, y disponer de leña para prender el fuego y parar nuevamente la olla polìtica.
Redrado jugó mal, buscó apoyo donde no lo había, defendiendo las instituciones ahora se ve acusado por las instituciones y lo echan por mal desempeño de funcionario público. Paradojas de la vida.
Un echo tan republicano como injusto, más recordando quien levantará el dedo acusador será Cobos, la próxima bruja. Difícilmente pueda darle “su” veredicto mirándolo a los ojos. (que le pasaron, porque seamos sinceros, no tiene opinión propia y mucho menos de política económica. Lo más probable que este hombre todavía no sepa decir como le gusta el café por las mañanas).
Juzgó mal y los juzgarán peor. Las historias no siempre tienen un final feliz. Algo que la vida nos lo recuerda día a día. Esta semana le tocará a Redrado recordarlo.

No hay comentarios: