lunes, 8 de noviembre de 2010

Un año de Asignación Universal por Hijo.


La medida más distributiva del gobierno de Cristina Kirchner ya cumplió un año.


Con su implementación, siete de cada diez chicos dejaron de ser pobres. Queda pendiente ahora llegar al núcleo duro de los más desprotegidos
Un año atrás, la presidenta Cristina Fernández anunció la puesta en marcha de la Asignación Universal por Hijo, destinada a todos aquellos niños y adolescentes cuyos padres están desempleados o trabajan en el mercado informal. La eficacia de la logística aportada por la Anses permitió que de manera casi inmediata más de 3.600.000 niños pasaran a ser beneficiarios del programa. Como consecuencia de ello, siete de cada diez niños dejaron de ser pobres y de acuerdo a lo expresado por el titular del organismo, Diego Bossio, “el 62% de los niños que hoy acceden a este derecho no estaban cubiertos por ningún tipo de plan social”.

3 comentarios:

Javier dijo...

Me parece que habria que garantizar la AUH por ley , porqu hasta ahora al ser un decreto podria ser volteada facilmente si alguna vez gobierna nuevamente la derecha y de paso tamboen garantizar financiamiento y sustentabilidad en el tiempo por ejemplo con la recomposicion de aportes patronales a los niveles de 1991.

Un abrazo

burgués asustado dijo...

Por Ley Javier y actualizado como las jubilaciones, abrazo compañero.

AnimaKata dijo...

Lo interesante es que, a partir de su implementación, aumentó muchísimo el número de niños escolarizados, porque para recibir la asignación uno de los requisitos es acreditar la concurrencia de los niños mayores a 5 años a los establecimientos educativos públicos

Abrazo!